top of page
Rama blanca
Buscar

Si No Tengo Amor...

Si quiero mantener buenas relaciones con las personas que amo, pero no tengo amor por mi mism@, esas relaciones se volverán complicadas.


Si quiero tener una buena relación de pareja, sentirme feliz, sostenid@, reconocid@ y

valorad@, pero yo mism@ no me acepto, me juzgo, no tengo amor propio ni me doy ese amor de forma constante, dicha relación siempre será conflictiva.


Si no tengo pareja y quiero vivir sol@ de manera tranquila y feliz pero no he hecho las paces

conmigo mism@ porque no tengo suficiente amor para mi y no soy mi mejor amig@, no

soportaré la soledad con todo lo que implica.


Si quiero tener un buen trabajo, en el que sea feliz y la pase muy bien, pero no amo lo que

hago... terminaré por dejarlo o en todo caso puedo odiarlo.


Si quiero ser la mejor mamá o papá de mis hijos, que se sepan amados y sostenidos por mi, reconocidos y contenidos, pero yo no he sabido darme de esa forma el amor, lo más probable es que mi relación con ellos sea tóxica y complicada.



Si quiero disfrutar de la Naturaleza y sentirme en comunión con ella, pero no amo y honro a Madre Tierra, la respeto y la cuido, será un disfrute superficial que no me llene.


Si quiero un cuerpo saludable pero no lo cuido y amo como es, es probable que se enferme y tenga achaques.


Para tener una vida plena, amorosa, saludable y feliz, es vital amarnos primero. Debemos ser

lo más importante en nuestra vida. Cuidarnos física, mental, emocional y espiritualmente.

Sostener, reconocer, aceptar y darnos todo aquello que necesite. Si no sanamos las heridas

internas, nada afuera se manifestará de forma sana. El principio y la respuesta soy siempre yo. El afuera no puede cambiar, o al menos no depende de mi, pero yo sí. Es ahí donde está mi felicidad y mi realización. Yo soy mi proceso de vida hasta el último día. Yo soy mi primera y mi última responsabilidad. Yo soy lo más importante. Mi compromiso es: ¡Amarme, todos los días de mi vida!

 

Algunas ideas que ayudan a fortalecer el amor propio:

  1. Al despertar, agradecerte a ti mism@ por respirar con tu cuerpo, al que también le agradeces que te siga sosteniendo con vida.

  2. Pregúntate cada día: ¿de qué tienes ganas? y asegúrate de darte al menos una cosa, puede ser un antojo, un abrazo, una llamada, un tiempo con alguien, etc.

  3. Escribe cómo te sientes, sé honest@ y no juzgues ningún sentimiento que emerja.

  4. Cada día procura descubrir una cualidad personal, puedes hacer una lista que crecerá.

  5. Meditar o tomar un tiempo de reflexión para ti es siempre un regalo que ayuda al autoconocimiento y podemos amar lo que conocemos.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page