top of page
Rama blanca
Buscar

El buen juez por su casa empieza

Es tiempo de cuidar nuestro planeta, de ser responsable con la separación de basura y estar alertas de los empaques y productos que pueden ser tóxicos. Es tiempo de tomar conciencia sobre el mundo que estamos dejando. De cuidar a los animales y a las plantas, de no usar pesticidas ni productos que puedan dañar el medio ambiente.

 

Día con día va crece la conciencia de que debemos cuidarnos, que es importante hacerlo tanto por dentro como por fuera. Cuidar lo que expresamos y también lo que sentimos, lo que vemos y escuchamos. Cuidar nuestro cuerpo haciendo ejercicio, yoga, una buena alimentación, etc.


Si, todo eso es muy importante, sin embargo, hay algo que considero aún más importante y es cuidar nuestra salud mental y emocional. Nuestra mente es sumamente poderosa y genera miles de pensamientos cada día con el riesgo que conlleva creer que todo lo que nuestra mente piensa es verdadero; pocas veces cuestionamos nuestros pensamientos.


Lo que pensamos y creemos genera emociones. Estas emociones pueden generar paz o por el contrario acarrear un torbellino de intranquilidad que se convierte en ansiedad y que nos desestabiliza, nos saca de nuestro centro y provoca mucha incertidumbre.


Es por ello por lo que es muy importante cuidar nuestros pensamientos y cuestionarnos si realmente es verdad lo que pensamos y no dejar que la mente vuele. Para eso debemos observarnos cuidadosa y constantemente. No dejar que la mente viaje al futuro o se regrese al pasado, que el mayor tiempo se invierta en el presente.


De esta forma, el buen juez por su casa empieza, al tratar de vivir en el presente el mayor tiempo posible siendo el observador de sí mismo y permaneciendo en equilibrio y en su centro. También el buen juez cuida de su cuerpo y por supuesto, cuida del planeta que también es su casa. Cuida de no juzgar ni a otros ni a sí mismo, de hablarse bonito, de ser paciente y procurar no tomarse nada personal. De esta manera cuidamos nuestra casa por dentro y por fuera. Hagamos el compromiso de cuidarla, siendo un buen juez y poniéndola en orden, teniéndola limpia, en equilibrio y poniéndola siempre

en primer lugar.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page