Casa Mahas - cargando


SEPTIEMBRE 2021

blog, casa mahas, SEPTIEMBRE, 2021


Equinoccio de Otoño

Ha llegado el equinoccio de otoño. El equinoccio ocurre cuando el día y la noche tienen la misma duración y el polo norte y sur se encuentran a la misma distancia del sol. Esto nos lleva a pensar en el equilibrio cósmico, pero también en el equilibrio interno que éste nos proporciona.

A mí, el equinoccio siempre me ha maravillado precisamente por eso, por su equilibrio y balance.

Desde hace varios años ya, amo parar huevos solitos y observar el equilibrio perfecto. Cada vez que lo hago, hay un momento en el que siento que hay una fuerza que lo sostiene y ya no necesito hacerlo yo. Es la fuerza del equilibrio, del orden y el balance que toma posesión del huevo y lo sostiene así: ¡en armonía perfecta! Esto invariablemente me lleva a pensar que -si yo lo permito- la fuerza del Universo me sostiene a mi también y que si fluyo con esa energía, puedo entrar en armonía, equilibrio y paz. Todo en mí entra en una homeostasis completa.

Es maravilloso pensar que tenemos esta oportunidad dos veces al año, una en primavera y la otra en otoño. También en el otoño ocurre algo mágico: el tiempo de la cosecha. Tiempo de recolectar los frutos de lo sembrado a lo largo del año. De hacer un recuento de lo que se dio y que no, qué se fue y qué se quedó, qué aprendimos y dónde crecimos. Tiempo de ver transformado por el amor, todo aquello en donde pusimos nuestra intención y que hoy es tiempo de colectar.

Definitivamente este 2021 no ha sido un año suave ni fácil, ha llegado para pedirnos que nos transformemos y que cambiemos muchas cosas, nos ha mostrado opciones nuevas. Nos ha permitido conocer de una manera más profunda nuestra sombra, pero igualmente nos ha dejado ver luz donde no sabíamos que había. Así que aprovechemos esta energía del equinoccio para equilibrar, armonizar e integrar nuestra luz y nuestra sombra en un balance armónico y perfecto en donde toda nuestra dualidad entre en balance.

Te invito a que te des un tiempo para darle un vistazo a todos los eventos que hayas vivido este año, con una bella canasta, para cosechar los frutos que te ha dejado la transformación personal y colectiva. Y una vez que tu canasta esté llena, disfrutes las mieles de tu cosecha y sientas la abundancia y la gratitud en todo tu Ser. ¡Feliz cosecha!

Ana María Cepeda
Consultora Humano Puente, Terapeuta Floral, Homeópata y Reikista.
Facilitador(a) en Casa Mahas